jueves, 24 de febrero de 2011

El amor platónico de Rex

Los amores platónicos son propios de caballeros andantes y de románticos.
Rex está profundamente enamorado de Dolce Vita Artax's Angels, cuya hermosura podéis comprobar en la fotografía (la imagen es de cuando tenía 5 meses, pero en la actualidad tiene casi 2 años). Nació en Polonia, aunque vive en España, pero para el caso, como si viviera en la Luna, porque para Rex es inalcanzable. La alta alcurnia de su pedigree, la tendrá destinada a grandes campeones en la pasarela. Su papá es nada menos que Dronas Jules Verne, cuya estampa habla por sí sola.


Probablemente Dolce Vita nunca llegue a saber de Rex y de sus amores, pero ella siempre estará en su corazón. Rex mirará su fotografía y será feliz, tratando cada día de ser mejor perro, dedicando sus logros en secreto a tan insigne dama.

lunes, 21 de febrero de 2011

lunes, 14 de febrero de 2011

ULLA BERGOB FOTOGRAFIE

No es Rex, pero tiene aspecto de ser un buen conversador.
¿No le saca un aire al Capitán Alatriste?
En cualquier caso todo un caracter. Un buen ejemplo del schnauzer standard.

domingo, 13 de febrero de 2011

Con ocho basta

Pues no. Lenka Fajkusová, amiga de facebook, de la República Checa, ya va por nueve.
Si algún día llego a controlar a ese número de schnauzers, sí que me haré llamar el hombre que susurraba a los barbudos.
Home Happiness es el primer barbudo por la izquierda tumbado.
Un saludo Lenka, desde España, desde Conversaciones con Rex. No estamos solos.
http://www.alarmbeskyd.com/

lunes, 7 de febrero de 2011

En memoria de 100 huskies


Leo con mezcla de profunda tristeza y repugnancia, la matanza de cerca de 100 perros de la raza husky que habrían sido usados por los turistas que visitaron el país durante los juegos invernales de Vancouver de 2010 para tirar de los trineos.
La empresa Outdoor Adventures Whistler habría decidido matar a estos animales, en perfecto estado de salud, al no resultarles ya rentables al caer la demanda de contrataciones.
Unos asesinos que trabajan o trabajaban para la citada empresa, no tuvieron ningún escrúpulo en tirotear y pasar a cuchillo a los perros, que eran enterrados en una fosa común, algunos aún con vida.
Al parecer todo se ha destapado porque uno de los asesinos, ahora quiere cobrar una indemnización de la empresa, alegando trastornos psicológicos. Lástima que no lo contara antes de cometer la carnicería.
Desde Conversaciones con Rex, os pedimos un minuto de silencio en memoria de los 100 huskies, que no debieron de entender lo que les estaban haciendo esos humanos a los que tenían por amigos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails