viernes, 29 de marzo de 2013

domingo, 24 de marzo de 2013

Siete por siete cuarenta y nueve

A lo largo de este año, Rex y yo vamos a coincidir en edad. El tiempo pasa rápido, pero lo hace todavía más cuando la referencia temporal es la de la vida de Rex. Hace apenas unos años era un cachorro juguetón, que se comía las patas de las sillas y no dejaba una planta a salvo. Cuando tenía dos años fue papá de una camada de nueve cachorros. Pronto comenzó a darme clases como entrenador personal. Ahora me enseña filosofía canina. El futuro no se sabe que nos depara, pero con unos años más Rex se convertirá en un viejito. No sé…el tiempo pasa muy rápido. Demasiado. Carpe diem, de acuerdo Rex?

martes, 19 de marzo de 2013

GR 36

Esta vez seguimos el sendero de gran recorrido GR 36 entre las poblaciones de Aín y Eslida. Rex está demostrando que el schnauzer standard es un perro ideal para senderistas. Un buen compañero que aporta al grupo entusiasmo y protección, al mismo tiempo que es afable con la buena gente con la que nos cruzamos. Y por supuesto, nunca se queda atrás.









Ver mapa más grande

domingo, 10 de marzo de 2013

Evocación de un atardecer irrepetible


Hay atardeceres que cuestan volver a encontrar. Crees que será fácil, pero poco a poco te das cuenta que no. Es tan difícil estar en el lugar adecuado en el momento adecuado. Además el atardecer depende de las circunstancias en las que te encuentres cuando se produce para que puedas considerarlo irrepetible, como en el caso del atardecer de un día de Agosto en el Castillo de Almonacid en nuestra querida Sierra de Espadán, donde Rex y yo pasamos nuestros mejores momentos juntos. Mañana Rex cumple siete años. Ya no es el cachorro que no paraba de trastear. Sigue siendo igual de juguetón, pero es mucho más pensativo. Quizá piense también en el atardecer, en el paso del tiempo, en su vida entre humanos casi siempre lejos de la naturaleza en la que tanto disfruta. Quizá reflexione sobre el por qué se cansa antes y su caminar por los senderos ya no es tan firme, pero sabe que mi paso siempre se adaptará al suyo mientras sigamos vivos, disfrutando de nuevos atardeceres, algunos de los cuales serán irrepetibles.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails